Crónica de la Visita del Obispo a algunas parroquias de Pinares

El pasado 25 de mayo, sábado de la V semana de Pascua, el Obispo de Osma-Soria, Mons. Abilio Martínez Varea, visitó como maestro, sacerdote y pastor las parroquias de Orillares (11 h.), La Hinojosa (12 h.), Espejón (13.30 h.), Espeja de San Marcelino (18 h.) y Guijosa (20 h.), todas en este Arciprestazgo de Pinares.

En la parroquia de Espejón celebró la Eucaristía y en la de Guijosa, en la Santa Misa, administró el Sacramento de la Confirmación a nueve cristianos: Francisco Martín, Alberto Martín, Estefanía Martín, Pedro Segovia, Ignacio Segovia, Clara Encabo, Vanesa Martín y Samuel Alcalde, todos bautizados en estas parroquias, y Ana Encabo, bautizada en la de Aldea del Pinar (Burgos).

En todas las iglesias fue recibido por el sacerdote encargado de la parroquia, besó el crucifijo del Señor, se santiguó con agua bendita y asperjó con ella a todos los asistentes que le habían recibido. Donde no hubo Eucaristía, también rezó la oración del titular de la parroquia, celebró la Liturgia de la Palabra y en su homilía nos habló de la misión del Obispo como pastor, exhortándonos a permanecer en la misma fe predicada por los Apóstoles y por sus sucesores los Obispos, Evangelio y buena noticia con la que el Señor alimenta a los que pastorea, y para que también los laicos sepan dar testimonio de la fe en el mundo que nos rodea.

Quiso acercarse a los fieles mostrándose cercano, acogiendo las peticiones presentadas en oración al Padre, rezando por los difuntos de la parroquia y, concluida la acción litúrgica, se entregó a un diálogo abierto y personalizado con los fieles sobre las necesidades humanas y religiosas del pueblo.

En todas las parroquias se preparó la Visita pastoral mediante la oración por la Visita, ya antes distribuida a los fieles, y puesta en común cada vez que nos hemos reunido para celebrar la Eucaristía. También, como preparación, en las homilías dominicales se trató de catequizar y explicar el significado que tiene la Visita del Obispo a las parroquias usando el cuadernillo “Visita del Obispo de Osma-Soria”.

En cada parroquia se preparó el recibimiento del Obispo. En Orillares, en el renovado pórtico, pintado y decorado por Rufi, los fieles colocaron vistosas flores y aromáticas hierbas. Llegamos a La Hinojosa, imagen de la Soria vaciada, y los pocos residentes nos recibieron con cariño. En Espejón nos esperaban en el pórtico los fieles con la presencia de las autoridades, todos vestidos de fiesta. Por la tarde, cuando llegamos a Espeja, escuchamos el repique de campanas que hacía Santiago. Terminamos en Guijosa y allí había una fiesta porque también se celebraba el Sacramento de la Confirmación: nueve muchachos de estos pueblos, que terminaban su iniciación cristiana recibiendo los dones del Espíritu Santo. Y todo el pueblo se llenó de alegría.

Comparte esta noticia
Facebook
X.com
LinkedIn
WhatsApp
Email

Artículos relacionados