Diócesis de Osma-Soria

XX aniversario del accidente de Golmayo

01 de agosto de 2020

Se cumplen este verano 20 años del fatídico accidente de Golmayo que conmocionó a España. Fueron 28 las personas que fallecieron en la colisión entre un autobús y un camión, en el término de la localidad soriana, muy cerca del linde que la separa con la capital de la provincia. El siniestro se producía en la N-122 y se cobraba la vida de 22 adolescentes de Viladecans y Ripollet que tenían como destino la localidad de La Aguilera, perteneciente al municipio de Aranda de Duero.

Procedían de los colegios de Sant Esteve, de Ripollet, y Modolell, de Viladecans, localidades cercanas a Barcelona, en un viaje que les llevaba a un campamento de verano de los Hermanos de San Gabriel, en el vecino municipio burgalés.

Por eso, el 6 de julio el templo parroquial del Espíritu Santo de la urbanización de Camaretas acogía una Santa Misa para recordar aquellos durísimos momentos en una ceremonia presidida por el Obispo de Osma-Soria y en la que participaron familiares y amigos de los finados, además de autoridades de la capital y de la provincia. La jornada de recuerdo, cargada de emoción, terminó con una ofrenda floral en el monolito que, a escasos metros del lugar del accidente, mantiene vivo aquel dolor y, con ello, la memoria de quienes allí vieron truncada su vida aquel fatídico 6 de julio del año 2000.