Diócesis de Osma-Soria

Encuentro arciprestal en Almajano

26 de diciembre de 2017

El pasado domingo 17, III Domingo de Adviento, tuvo lugar en el Centro social de la tercera edad de Almajano un encuentro arciprestal de sacerdotes y laicos, de éstos, especialmente, los que están en la tarea de animadores de la liturgia, grupos de liturgia o celebrantes de la Palabra. También asistieron otros que tiene la intención de formar parte de estos grupos en distintas pequeñas comunidades o parroquias de nuestros pueblos. Es ésta, la de grupos de liturgia o celebrantes de la Palabra, una realidad que se viene haciendo en varios de nuestros pueblos como compromiso de los laicos en las comunidades y como respuesta ante la situación que vivimos de escasez de sacerdotes.

En torno a las 16.30 h. nos fuimos reuniendo y, después de los saludos y presentaciones, sobre todo de algunos de los nuevos, tuvimos la oración comunitaria que nos ambientó para el trabajo. Abel, hermano sacerdote de la UAP de El Valle-Almarza y moderador de la misma, fue el encargado de proponer y exponer el tema “Los ministerios laicales”. Comenzó con una introducción sobre la Iglesia, que nace como iniciativa de Jesús y que es esencialmente comunidad “convocada” y Pueblo de Dios; hizo un recorrido por los ministerios ordenados en la Iglesia; expuso la necesidad de redescubrir los ministerios laicales, sobre todo a la luz del Vaticano II, con referencias a los distintos documentos eclesiales que tratan sobre los ministerios. La exposición dio pie a un rico y variado dialogo por parte de los asistentes, desde una conciencia y vivencia de Iglesia más como “círculo” que como “pirámide”. Sugerentes fueron las reflexiones sobre la identidad de bautizados, desde la que nacen los distintos ministerios en la Iglesia como tareas al servicio de la comunidad; también se narraron las experiencias, sencillas pero importantes y significativas, que algunos de los presentes realizan en los pueblos.

Terminamos compartiendo un café y unos dulces ofrecidos por los hermanos y hermanas de Almajano, siempre tan acogedores y serviciales; nos felicitamos la Navidad y volvimos a nuestros lugares habituales con el gozo de, una vez más, haber compartido y aprendido un poquito, y fortalecido nuestra identidad de Iglesia del Señor Jesús, que está presente en esta porción de tierra soriana y diocesana que es el Arciprestazgo de Tierras Altas.

Antonio Arroyo Muñoz