Diócesis de Osma-Soria

Serón de Nágima acoge el estandarte de la misericordia

24 de febrero de 2016

El sábado 13 de febrero se desarrolló otra etapa de la peregrinación del estandarte de la misericordia que está recorriendo toda la Diócesis; en esta ocasión, Gómara fue el punto de partida y Serón de Nágima el punto de destino. La etapa se desarrolló durante 16 km que fueron caminados por una veintena de personas.

A pesar de la dureza del camino, sobre todo en la primera parte hasta el pueblo de Abión, los peregrinos, desde los más jóvenes hasta los más mayores, comenzaron y acabaron la etapa con mucho ánimo, ilusión y sin desistir en ningún momento de la jornada, con el corazón puesto en llegar a Serón de Nágima.

Tras escuchar las palabras de inicio de la peregrinación por parte del Vicario episcopal de pastoral, donde se recordó el sentido de la jornada, la peregrinación arrancaba desde la parroquia de Gómara por las calles del pueblo. Después de unos kilómetros duros de camino embarrado por las lluvias, hasta llegar a Abión, se comenzó el camino por carretera hasta el pueblo de Serón de Nágima, rezando el Santo Rosario, momento especial de unión de todos los peregrinos con María.

En Serón de Nágima esperaban Víctor Sanz Sanz, párroco del pueblo, y un grupo de feligreses vecinos a las puertas del templo parroquial; también se acercó Fausto Nafría Romero, párroco de Monteagudo de las Vicarías, pueblo que marcará la próxima etapa de la peregrinación el día 5 de marzo. En el templo de Serón, descansando de la dura etapa, el párroco dirigió una oración y, posteriormente, se explicó a los presentes la iglesia.

La jornada concluyó con un refrigerio en el bar del pueblo, que se ofrecía fraternalmente y que tan generosamente Serón preparó para todos los participantes de la jornada.