Diócesis de Osma-Soria

Restauración del Obispado de Osma (1088-1137)

El proceso de la restauración del Obispado de Osma se prolongó por espacio de 49 años por causas y situaciones políticas y eclesiásticas con cuatro puntos de referencia:

A) El Concilio de Husillos de 1088, en el que el rey Alfonso VI y el Legado pontificio, Cardenal Ricardo, aprobaron la división de términos entre los obispados de Osma y Oca, trasladado a Burgos en 1068, propuesta por el Obispo de Burgos, D. Gómez, y demás Obispos asistentes al concilio contra la presentada por el metropolitano de Toledo, Bernardo de Salvetat, que fue nombrado Administrador del Obispado de Osma hasta que fuera nombrado un Obispo para esta Diócesis.

B) La bula del Papa Urbano II de 1099, instando al metropolitano de Toledo, D. Bernardo, la provisión del Obispado de Osma en el plazo de tres años.

C) La llegada del Obispo Pedro de Bourges (San Pedro de Osma), para tomar posesión de la Sede episcopal de Osma el año 1101. La obra ingente llevada a cabo por Pedro de Bourges, primer Obispo de la restauración, comprendió la nueva evangelización de amplias zonas del Obispado, consecuencia de no haber Obispos residenciales desde el asentamiento del Islam en la geografía diocesana; la creación de estructuras diocesanas; la construcción de la Catedral románica que no pudo ver concluida; la defensa de los intereses diocesanos frente a las usurpaciones de los poderes señoriales y algunos otros eclesiásticos extradiocesanos; la organización del Cabildo catedralicio con la observancia de la Regla de San Agustín. Pedro de Bourges falleció en Sahagún (León) el día 2 de agosto de 1109, día en que celebramos su Memoria litúrgica.

D) El Concilio de Burgos de 1136, en el reinado de Alfonso VII y presidido por el Cardenal legado Guido, siendo Sumo Pontífice el Papa Inocencio II, en el que se asignó la pertenencia de la ciudad de Soria al Obispado de Osma, se modificaron los límites diocesanos entre Burgos y Osma y quedó establecido el mapa oxomense que ha estado en vigor durante más de 800 años, hasta la nueva demarcación de la Diócesis de Osma en 1956.